En uno de nuestros viajes de trabajo decidimos escaparnos dos días a Barcelona para conocer el mayor número de atractivos que tiene esta maravillosa ciudad. Salimos desde Madrid en el Renfe el cual tomamos en la estación de Atocha, el costo del billete €89 por personas el recorrido tiene una duración de 3 horas aprox.  Llegamos a la estación de Sants en Barcelona, allí abordamos un taxi que nos llevo directo a nuestro hotel en el barrio Gótico, muy cerca a la zona costera

 

Para nuestro día libre en Barcelona decidimos tomar el tour en el bus turístico, el cual permite conocer un gran número de atractivos por el mismo precio, pagamos €36 por cada persona. Recorrimos toda la ciudad y bajamos en los principales sitios turísticos, La Catedral de La Sagrada Familia, El Park Güell, La Plaza de Cataluña, Monumento a Colón y Barrio Gótico entre otros.

Barcelona es un verdadero museo, adornado con innumerables monumentos y obras de arte de Gaudi, Bares, Restaurantes, arte callejero, combina modernidad e historia, es una ciudad amigable visitada por cientos de turistas cada día.

Esta ciudad en realidad vale la pena visitarla sin afanes, pasear por La Rambla, degustar tapas en la diversidad de restaurantes que existe, visitar la plaza de mercado, ingresar a los museos, perderse por las calles del barrio Gótico y recorrer todo el malecón, son sólo algunas de las cosas que pueden disfrutar en su viaje.

Queda en nuestra lista de pendientes para visitar sin la premura del tiempo.